En Vías de Putrefacción #8

(Hoy dejo el capítulo un poco antes, que tengo examen por la tarde, ¡Deseadme suerte, mortales!

.

El inspector González devora un bocadillo de atún con tomate empotrado en la cómoda silla de su pequeño despacho. Su bigote, lleno de miguitas de pan, oscila de un carrillo a otro con cada bocado. Olmedilla, el diminuto y granudo ayudante del inspector, se dirige a la puerta del despacho y la golpea tres veces con los nudillos, abriéndola.

-Señor inspector…

-¡Mierda Olmedilla! ¡Espero por tu bien que me traigas buenas noticias! ¿No ves que estoy ocupado?

-Señor… No era mi intención molestarle mientras comía…

-¡Mientras comía! ¿¡Mientras comía!? ¡Joder Olmedilla, joder! ¿No ves que estoy trabajando? ¿Qué cojones vienes a contarme?

-Olmedilla… Digo, ¡señor! Señor… inspector… yo…

-¡Al grano, Olmedilla! -Un trozo de tamaño moderado de comida salta de la boca del inspector González hacia la camisa blanca de olmedilla, dejando una mancha que se vería a kilómetros.

-Señor, han encontrado a otra.

-¡Olmedilla me cago en la puta! -tirando el bocadillo a la mesa, el inspector González se levanta con sorprendente agilidad de la silla. Su cara, roja de ira, se adorna con venas de diferente grosor, marcándose las más voluminosas en la frente. -El comisario me mata. ¡Esto es la ruina! Nos vamos todos a la calle, Olmedilla -un momento de silencio hace que la tensión sea palpable. La cara del inspector González es cada vez de un rojo más intenso. Parece que va a estallar. -¡Nos vamos todos a la puta calle!

Las paredes del despacho del inspector González vibran con tal fuerza después del grito atronador, que la gente de la comisaría se asusta, comenzando a formarse un murmullo de interrogantes entre todos los policías. En el despacho, la tranquilidad no parece volver.

-Se… señor inspector. Hay novedades…

-¿Novedades? ¿¡Novedades!? ¡Espero por tu bien que las haya, cacho de mierda! ¡Más te vale que…

-Hay dos rastros de semen en el cuerpo, señor inspector.

El silencio, repentino y sádico, inundó la habitación, esperando ser roto.

-Dos… ¿dos?

-Señor, no hay lugar a dudas. Hay dos.

-Olmedilla, hay dos asesinos.

.

Lascivo. 18 de Junio de 2008

Yizeh Castejón

Escritor, físico, profesor, capoeirista, innovador. Nacido en Madrid en 1986. Creador de Sopa de Relatos, la web de escritura libre. Editor y autor del libro de cuentos "Sopa de Relatos" y de futuros proyectos. Alumno de h2i Institute.

Latest posts by Yizeh Castejón (see all)

4 Comentarios

  1. por Pequadt publicado el 03/09/2008  11:07 Responder

    xDD
    Me he reido mazo con el principio, y me he quedado intrigadísimo al final.

  2. por Lascivo publicado el 03/09/2008  19:36 Responder

    hombre, intriga no tiene, no? igual no se ve mu bien, pero se sabe kienes son los dos asesinos :S

  3. por Lascivo publicado el 03/09/2008  20:00 Responder

    x cierto, la wiki da miedo de lo currada k la has dejao. I lof yu, jiii ji ji

  4. por Pequadt publicado el 03/09/2008  23:38 Responder

    Omg, por el mesenguer te dire lo que se me ha ocurrido (por culpa del comentario que acabas de dar). Espero estar equivocado para seguir intrigado xD

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada