Sueños rotos

– ¡Mamá, mamá! Lo tengo decidido… ¡De mayor quiero ser director de orquesta!

– ¡Cállate, niño, y come! ¡¡¡Y baja ya de la silla!!!

Y el niño se bajó de la silla, pero no de las nubes…

Zilniya

Soy Zilniya, humilde escritora por afición que reside en la bella e inspiradora isla de Ibiza. Como el clima mediterráneo de mi isla, puedo ir suave y romántica como la primavera, encontrarme cual melancólico otoño o reír como un sol de verano. Ni en invierno dejo hibernar las ideas.

Últimas publicaciones de Zilniya (ver todo)

6 Comentarios

  1. por newowen publicado el 12/12/2008  13:43 Responder

    eso es, justo lo que me decías en el niño de la mirada perdida, no divagar, concretar para que no pierda fuerza.

    ^^ que majete el niño

  2. por Zilniya publicado el 12/12/2008  15:16 Responder

    Sí, se ve que tu niño de la mirada perdida me ha recordado este intento de microrrelato que ya me rondaba por la cabeza... XD

  3. por articmasteray publicado el 12/12/2008  15:49 Responder

    Lo bueno si breve, dos veces bueno...
    ...Este relato lo refleja bien ^^

  4. por reinadelamantekilla publicado el 12/12/2008  19:27 Responder

    Me a recordado a los míticos cuentos de la cigarra y la hormiga y así, no se por que. XD

  5. por rantanplan publicado el 13/12/2008  13:07 Responder

    el problema es cuando se baja y no recuerdas que un día estuviste encima de esa nube

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada