El Ataque del Actor Protagonista

Un señor vestido de Espinete me pregunta qué hora es. Le digo que no lo sé, mi reloj se ha parado. Aún así, inconscientemente hago el movimiento mirar hacia mi muñeca, donde está el reloj. Creo que fue ahí donde me robó la cartera. Una cartera de piel negra, de importación, de primera calidad.

En la comisaría de policía una mujer de dos metros veinte me atiende con una tranquilidad que ya la quisiera el teniente Colombo. Incluso tiene también un ojo locuelo. Aunque yo diría que los dos van a su aire. De todas formas, es guapa, muy guapa. Siempre me gustaron altas. A los cinco minutos de hablar con ella se me olvida lo que había venido a hacer aquí y la invito a tomar un café. Lo rechaza, dice que el café no le gusta. Le digo que entonces un té. También lo rechaza. Le gusta, pero dice que la teína le pone demasiado activa. No la creo. Aún así, insisto y le digo que se tome lo que sea conmigo. Me dice que no come nada, que es una vegana de nivel 10 y que tiene prohibidos todos los alimentos sólidos.

Salgo de la comisaría sin llegar a ninguna conclusión, ni de mi vida sentimental ni económica. Sin mujer y sin cartera. Da igual, pienso. He tenido días peores. Como aquella vez que, mientras me duchaba en los vestuarios del gimnasio, alguien me robó toda la ropa, quedándome completamente desnudo (salvo una pequeña toalla) a unos veinte kilómetros de mi casa (iba en coche al gimnasio, pero las llaves estaban en mi bolsa de la ropa). Intenté llamar desde el móvil de uno de los monitores, pero no recordaba ningún número de ningún conocido. Sólo diré que llegué a mi casa con los pies negros y sin toalla, ya que me la quitaron unos chavales que salían de un instituto cercano. En fin, fue un día movidito.

Total, que vuelvo a casa, saco una cerveza de la nevera, sabor chocolate, la cerveza también. Me siento, me relajo, pongo la tele, ¿y qué echan? El Barrio Sésamo. Ahí veo a Espinete, y me acuerdo del bribón de esta mañana. La sorpresa es cuando veo que en su disfraz, de uno de los bolsillos, se ve el pico de lo que parece una cartera de piel negra, de importación, de primera calidad. Será cabroncete…

¡El mismísimo Espinete me ha robado la cartera!

Yizeh. 18 de Febrero de 2009

Yizeh Castejón

Escritor, físico, profesor, capoeirista, innovador. Nacido en Madrid en 1986. Creador de Sopa de Relatos, la web de escritura libre. Editor y autor del libro de cuentos "Sopa de Relatos" y de futuros proyectos. Alumno de h2i Institute.

Latest posts by Yizeh Castejón (see all)

3 Comentarios

  1. por danixu publicado el 19/02/2009  02:29 Responder

    buenisimo jaja, m encantan sobre todo las descripcionesss :)

  2. por xplorador publicado el 25/02/2009  01:31 Responder

    Muy bueno Lascivo, no lo había visto hasta ahora :D

    Me siento identificado con tu personaje jajaja. ¡Oye!¿Qué es una vegana?

    ¿Un bicho del Magic? XD

  3. por ameliemelon publicado el 25/02/2009  20:40 Responder

    jejejeje, muy bueno xD


    amelie...

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada