Aullidos

Él. Contrito. Cerrado.
Alejado de la manada.
Sin dejarse cercar por normas,
por costumbres.
Siguiendo su propio destino.
Sin ataduras ni cadenas.
En libertad.
Sin necesitar nada más.

Ella. Joven. Perdida.
Buscando nuevos puntos de mira.
Anhelando nuevos horizontes,
nuevos lugares.
Deseando encontrar su propio camino.
Sin excesos ni defectos.
En armonia.
Sin saber que necesita.

Un día, en un punto del cielo
confluyeron ambos.
Se cruzaron las miradas y las ganas.
Curiosidad mutua por ese otro ser
que no pendía de un hilo,
que no dependía de nadie.

Decidieron entonces aullar al mismo ritmo.
Buscar juntos su destino.
Andar a la par su camino.
Crear una manada propia
sin normas ni desatinos.

Porque hasta el animal más salvaje puede apaciguarse si se sabe hacer la caricia correcta…

 

 

Sashka Saravin

Latest posts by sashkasaravin (see all)

1 Comentario

  1. por max publicado el 21/05/2009  16:24 Responder

    Es cierto, lo que se consigue y se trasmite solo con un gesto bien intencionado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada