Sospecho de ti.

Erika.

Era un espectáculo grotesco y nauseabundo. ¿Como podían obligarme a bendecir a semejante criatura después de esperar que se saciara del alma de un inocente?
Me cuesta creer que esa bestia se viera como un humano en el pasado.
Qué asco.

¿Por qué no puedo interrumpir su cena y matarle? Estas cosas suelen terminar en media hora, pero a esta le ha costado lo suyo y eso que la víctima era pequeña y delgada.
Ah, se ha dado cuenta de mi presencia… Es la hora.
Menos mal; me empezaba a aburrir.
Empieza la fiesta.
Solo espero no llamar la atención, después de todo, mañana hay clase.

Nayra.

Desde la ventana de mi habitación contemplaba la solitaria luna amarilla que contrastaba con un cielo oscuro y vacío de estrellas.
Por primera vez, sin ninguna razón, la observaba con la esperanza que algo me alejara de los aburridos apuntes de Representaciones Escénicas. Tal vez esperaba ver el reflejo de una bicicleta o el de una bruja sobre su escoba.
No… nada podía alejarme de mis tediosas responsabilidades como futura Realizadora de Cine y Espectáculos.
Entonces, en ese instante sonó el teléfono:
– ¡Nayra, es para ti! – cuando oí mi nombre mi levanté de la silla con rapidez.

En el salón se encontraban Maite, mamá y papá viendo la televisión tan absortos en un programa sobre hechos paranormales que ni siquiera repararon en mi presencia.
Sonreí al ver que se trataba de Isabel, una buena compañera de clase:
-¿¡Qué tal!? – la saludé animada – ¿Cómo llevas el exámen?
– ¡Nayra! – su voz histérica me sobresaltó – ¡Tía, acabo de pasar algo horrible!
– ¿Que ocurre, Isa? – pregunté preocupada encontrándome con los ojos de mamá.
-¡Alguien ha asaltado los laboratorios de fotografía, las aulas de video y le montaje! ¡No queda ni siquiera un monitor!
-¿¡QUÉ!? – grité, estupefacta.
– ¿Qué pasa? – oí que preguntaba mi padre, sobresaltado.
– Lo que oyes – respondió mi compañera, y ahora me sentía tan preocupada como ella – Me ha llamado Quino para decírmelo.
– ¿Pero cómo ha ocurrido?
– ¡Ni idea! Por lo visto una vecina alertó a la policía de que escuchaba un alboroto dentro de la academia y como es un recinto privado intervinieron en seguida… pero cuando llegaron ya no se oía nada. Y cuando entraron, – añadió dándole más énfasis – se encontraron el instituto patas arribas, con paredes abolladas, con las luces parpadeando o encendidas y con que muchas aulas estaban vacías, y cuando te digo vacías me refiero a sillas y mesas.
– ¿¡También robaron las mesas!? – no me lo podía creer ¿Que clase de gente se molestaría en robar mesas y sillas? Si vas a robar, roba en calidad.
– Lo más extraño de todo es que en el único estudio donde no han robado anda es en el que se guardan los instrumentos. Ya sabes, donde los chicos de sonido componen. Pero bueno, no me extraña… ese estudio está en el sótano…
– Isa… ¿Robaron las cámaras? – me imaginaba que sí, pero sentía una chispa de esperanza.
– Sí… Me acaban de mandar un correo… Elena ha convocado a los cuatro ciclos mañana a primera hora.
No creo que sea alguien del centro, Isa. Ya sé que hay gente rarita… pero es muy extraño ¿No lo crees? ¿Sabes si han visto algo las cámaras de seguridad?
-Ni siquiera sabía que habían – contestó ella – Ahora que lo dices… sí, es muy difícil robar en el centro. Ahora lo que me pregunto es como se las van a arreglar para proporcionarnos cámaras…

Yo me preguntaba lo mismo hasta que recordé algo que se me pasó por alto; Erika.
¿Tendría ella algo que ver en todo esto?

Erika.

Bajas: La de la bestia inmunda.

Desperfectos: Demasiados. Mañana se va a montar un pollo histórico. Espero que el Director sea benevolente conmigo porque no entraba en el plan que fuera dentro de mi instituto, donde ya sospechan bastante de mí.

Resultado de la operación: Excelente.

3 Comentarios

  1. por champinon publicado el 17/12/2009  19:17 Responder

    Un relato un tanto extraño, no entiendo muy bien a quién se refiere Erika al principio: ¿al director?

  2. por yogursinsabor publicado el 18/12/2009  15:53 Responder

    es que hasta que no suba la segunda parte no lo comprenderás^^

  3. por champinon publicado el 18/12/2009  16:16 Responder

    Bien bien...
    No sabia que hubiera o hubiese una segunda parte... esperare entonces :P

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada