cuanto le quería

Cuanto le quería.

Era como un león salvaje, aunque también se dejaba querer.

Cariñoso como nadie, apuesto a que hubiera dado la vida por mí.

Era lo mejor que me había pasado, era mi hermano de otra madre.

Tenía un bigotillo como el de un chaval de 15 años sin afeitarse.

Sus ojos eran pequeños y desprendían cariño.

Tenía los dientes un poco grandes pero eso era lo de menos.

Un pelo suave como ninguno… más suave que el culito de un bebé.

No sé cómo explicar lo que había entre él y yo, era algo mágico.

Mi pokemon pikachu era el mejor de todos.

Últimas publicaciones de roneone (ver todo)

1 Comentario

  1. por Independent publicado el 11/02/2010  18:17 Responder

    Jajaja, muy divertido, sí. Ahora sólo me queda decir... Yo también tenía un pikachuuu, síii *o*

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada