Restaurante para gente sin remilgos

Restaurante para gente sin remilgos.

Imprescindible etiqueta,

sin ella no devolverán el traje.

Pruebe nuestro famoso guiso:

Capón en salsa.

Incluimos

remedio para chichones

y quitamanchas.

El menú de hoy es:

de primero, un segundo;

de segundo, un minuto,

ahora sale.

De postre, gambas,

pero no a la plancha,

arrugadas, despeinadas.

Incluye además:

Una cocinera borracha:

bebida;

la onomatopeya de un disparo:

pan.

No estamos a favor

de las propinas,

Pero sí de las contrapinas.

Si le sobra algo,

tráigase una fiambrera.

Gustosamente

nos lo comeremos.

Afal Seguy. Noviembre de 2012

Fuente de la imagen

Afal Seguy

Poeta, principalmente. A veces escribo relatos. Nacido en Burdeos hace muchos o pocos años. Vivo en Madrid. Escribo para vivir.

Latest posts by Afal Seguy (see all)

1 Comentario

  1. por khajine publicado el 16/11/2012  00:52 Responder

    La poesía sin rima y que aún así tenga ritmo es complicada. Hacer reír es complicado, y la poesía muchas veces es concebida como una forma de despertar sentimientos, y no se suele incluir el sentimiento del humor. Hacer reír con una poesía sin rima es muy complicado y lo has logrado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada