A la antítesis

El medible infinito de la honesta codicia,
oxímoron probable el vegetal animado,
atentos los descuidos del desierto mojado
en el celeste infierno de la áspera caricia.

El manzano naranja de purgada inmundicia
en libertad esclava del corredor parado,
entre odiados amores de un joven aviejado
por la eternidad muerta de una falsa noticia.

El soneto que en lira
empezando termina los tercetos.
Rima la serena ira
de sabidos secretos:
que los poetas son analfabetos.

Iraultza Askerria

Iraultza Askerria

Novelista, escritor, poeta, articulista, lector voraz y en definitiva un amante más de la literatura a la que se dedica en cuerpo y alma.

Latest posts by Iraultza Askerria (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada