En tu partida…

En tu partida me dejaste un par de recuerdos,

A veces me aquejan con nostálgia.

son tus hermosos ojos,

aquellos de clamor celestial.

 

En el embotellamiento cautivo la noción,

te escribo otro poema,

te recuerdo con amor;

y en silencio regreso de nuevo a la confusión.

 

Esto es tan adverso, tú, te fuiste tan lejos,

te perdiste de mi nuevo verso,

donde revelo mi más incoherente afición,

son tus encantadores labios,

los cuales describo con emoción.

 

Además. ¿Que tienen tus airados ojos?

que me embrujan de un pestañeo,

hacen que me esconda detrás de los helechos,

para en silencio mirarte induciendo mi deseo.

 

Será que la hermosura que solo tú guardas,

la hallas hurtado de la mismísima Afrodita,

será que también le robaste los argumentos a Atenea,

y con el poder de tu indiferencia le cortaste los brazos a Venus.

 

¿Será que sólo yo lo veo?

si, efectivamente me refiero al resplandor

aquel que brillante emana de ti,

cuando me miras con amor.

Últimas publicaciones de Arturo Rubio Servin (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada