El Verdadero Monstruo

  1. Y uno solo quedo de pie en ese campo desolado, donde sus seres queridos cayeron, donde todo lo que conocía de repente se esfumó.

Sin mirar a los lados hecho a correr, porque a donde mirara solo se distinguía una cosa en ese gris paisaje: muerte.

De repente sin aviso alguno, justo en frente apreció él.

—¡¿Por qué lo hiciste?! —grito con histeria —¿Quién… no, ¿Qué eres tu?

—Yo soy únicamente lo que la sociedad me obligó a ser —respondió sin demostrar sentimiento alguno.

—¡Eres un monstruo!

—Exacto

Y de la misma forma que llegó se fue, pero él nunca desparecera mientras sigamos existiendo.

 

Últimas publicaciones de Samuel darkalex (ver todo)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada