SÉPTIMO HIJO VARÓN

Séptimo hijo varón:

 

Los lobos estaban muy lejos pero no fue difícil verlos sobre la planicie nevada  a pesar de la tenue luz del anochecer boreal.

Se acercaban sin apuro, sabían que su presa no podía escapar de la manada.

El hombre miró desesperado al cielo, no para pedir ayuda a un Dios que se la negaría, sino buscando la luna qué, como anoche, sería llena.

Latest posts by Antonio (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada