Un hombre bebe solo

Su mente es la copa y la sensibilidad añorada esa nota aguda que amenaza con quebrarla, con verter sueños de inerte rojo, hasta que la amenaza cobra vida.

El desafortunado mantel se ahoga en esa esencia violenta que nada y se desparrama como la conciencia de un ser derrotado sobre un lecho de espejismos. El rojo avanza pisando al rojo, siendo una y otra vez arrollado por una voluntad líquida y fragmentada que se ha convertido en marea; pero este sigue corriendo enajenado, buscando lenta, pero desesperadamente encaramarse al filo de la mesa.

Una mirada al vacío y ninguna oportunidad para aprender a volar ¡¡El rojo llueve!! ¡¡El rojo se hunde en el aire!! ¡¡El rojo se abraza al vacío!!…

El rojo…
se ha desmayado en el suelo y en su sueño lamenta haber volado sin alas, porque vendrán a limpiarle. Es un reproche dormido que ha caído más bajo que el suelo en el que se ha estrellado.

El hombre mira al rojo y pide otra copa. Una mano Amiga se la trae y se la llena de nuevo.

 

Mentalriott

Nacido en Madrid en 1994. Psicología, Criminología y Deporte en las venas. Adoro la literatura fantástica y la música. Escribo por diversión y a veces por necesidad.

Latest posts by Mentalriott (see all)

3 Comentarios

  1. por Mentalriott publicado el 12/01/2014  01:26 Responder

    Si os gusta animaros a comentar ^^

  2. por Carkrof publicado el 16/03/2015  03:38 Responder

    Tuve que leerlo un par de veces para entenderlo realmente bien, y cuando terminé la segunda vez me impresionó la imagen mental que se me formó, a mi me resulta increíble como nos haces ver esos momentos. +1 :D

  3. por Txus Iglesias publicado el 10/10/2016  18:30 Responder

    Realmente buenas y bien armadas las prosas poéticas que pones en esta web como, por ejemplo, este texto "carmesí". Algo enigmáticas algunas pero esa precisamente es su fuerza. Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada