VETERANO.

 

UN MORDISCO EN MI BLINDAJE.

 UN ESCUDO CON LA PINTURA SALTADA.

 UN CORPIÑO MUGRIENTO

 ATADO EN LA PUNTA DE MÍ LANZA.

 UNA CHAQUETA SIN BOTONES.

 UN TRABUCO RIDÍCULO Y BONDADOSO.

 MI SOMBRERO TRISTE.

 UNA SOMBRA CON AGUJEROS.

 UN CASCO ABOLLADO CON UN POTUS SECO.

 SANGRE SECA EN LA PETACA VACÍA.

 TRES DEDOS AMARILLOS DE NICOTINA.

 Y HASTA LA PAZ DE MI TRICHERA ORDENADA

 BALBUCEAN DESDE SU SILENCIO

 QUE YA SOY UN VETERANO.

 

 CURIOSO CUNJURO… LADRÉ…

                                                                                  

Latest posts by Fabian Sauri (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada