Brújula desimantada

Guía del norte inexistente, sobre un camino vacío, bajo el satélite de la muerte.

Dictador de la hora cual reloj de sol sin luz, impreciso verdugo que lleva a tu alma a la cruz.

Inanimado objeto que maneja los hilos de tu marioneta, desconocido ladrón que roba caminos y los agrieta.

Barrera y sendero, vidriera de acero, nube de la razón, puente del arquero, diana del corazón.

Irene Sanchez

Escribo haciendo deslizar mi alma por cada gota de tinta, dibujando palabras que danzan entre mis dedos para morir en el papel.

Latest posts by Irene Sanchez (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada