Un soplido mágico

    El viento sopló con tanta fuerza aquel invierno, que trajo consigo las voces extrañas de los ríos, las ninfas, los duendes y las nieves; y como andaban perdidas entre las calles, los chiquillos y los bueyes, haciendo remolinos en los recovecos, las ventanas, las campanas y los cabellos de las mujeres, soplamos todos juntos hacia el bosque, devolviendo su secreto y sus misterios para siempre.

Latest posts by Ana Tomas Garcia (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada