Resolución de problemas

      Isack  Corría con pasos acelerado sobre masas de vapor emergidas en la superficie, su minúscula figura se malograba al fusionar con el blancor esparcido. A toda marchar una maquina ardiendo en llamas rugía a su espalda. Dispuesta a calcinar cada partícula de su ser.

–Corre. Ordenaba su cerebro.

      Sus piernas sordas. Mostraban una conducta no apta para conducirse en su beneficio. La máquina en llamas a metros de arropar su cuerpo. El miedo, corrió por sus venas y como bomba de sangre detono en su corazón, alertando sus capacidades cognitivas. Isack ya no corría de las llamas, flotaba sobre ellas…

Jean Olivo

Estudiante de la vida y sus misterios. Un loco más en este navío sin brújula.

Latest posts by Jean Olivo (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada