Solo una mirada…

Te espero, aunque no nos conocemos. Jamás hemos hablado… no sé quién eres, ni tú quién soy.

De pronto,  apareces. Tu piel violácea destaca entre los rostros pálidos; aunque nadie se da cuenta. Miras como tus pies descalzos se asoman bajo tu capa a cada paso que das…

Supongo que ya estoy acostumbrada a esto; pero hoy algo ha cambiado, has levantado la mirada, y he visto tus ojos. Son amarillos como los de una serpiente, los de un fantasma; son escalofriantes y sé que jamás los olvidaré. No por su color… sino por la tristeza que esconden dentro.

Latest posts by Sofia Plaza (see all)

1 Comentario

  1. por Noe publicado el 20/01/2014  17:20 Responder

    Es una sensación que a veces percibimos en la mirada de personas que se cruzan en nuestro camino. Me ha gustado.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada