Déjame caer

Si, justamente a cada lado. Déjame caer, deslizarme lentamente en cada uno de tus pómulos. Quiero saborear tú piel y dejarme llevar por el sueño que cada noche me acompaña, adentrarme en tí. Se que no puede ser, pero, al menos permite que mi sal quede impregnada en cada uno de los poros de tú rostro. De hecho, hoy me has hecho salir de tus adentros. Quizás has querido saber de mí y has querido que nos unamos durante unos instantes. Soy tuya, una lágrima que vive y se desvive por tú ser.

Latest posts by Noe (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada