LA BODA

Se casaron de madrugada para no alertar al pueblo que a esas horas dormía. Los dos sabían que lo que Dios unía no podía separarlo el hombre. Al alba, con las estrellas de testigo, se juraron amor eterno y cada uno volvió a su casa, tras sellar la ceremonia con un largo beso. Él salió a trabajar las tierras; ella le sirvió paciente el desayuno a su marido y sus hijos.

Soledad Garcia Garrido

Me encanta leer, imaginar historias y trato de aprender a contarlas.

Latest posts by Soledad Garcia Garrido (see all)

4 Comentarios

  1. por Jose publicado el 12/03/2014  09:17 Responder

    Sole, me encanta La Boda, y la carta del asesino también.

    • por Soledad Garcia Garrido publicado el 12/03/2014  22:53 Responder

      Gracias, Jose. Muak

  2. por Yizeh Castejón publicado el 12/03/2014  12:19 Responder

    ¡Zas! ¡Qué final! Buen microrrelato, sí, señora. Felicidades.

    • por Soledad Garcia Garrido publicado el 12/03/2014  22:54 Responder

      Muchas gracias. Las críticas positivas animan a seguir el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada