Momento…

Me acerqué sigiloso hasta tu lecho,

recorriendo tu cuerpo, paso a paso,

quemándote en el fuego de mi abrazo,

desplegando oriflamas en tu pecho.

 

La fiebre de mis labios al acecho,

descendió beso a beso, a tu regazo;

galopó en tus praderas mi Pegaso,

y cruzaron mis naves por tu Estrecho.

 

Nuestra piel supo arder, tras un espasmo,

brilló más fuerte el sol, sin previo aviso;

y entre sudor, gemidos y entusiasmo,

 

florecieron estrellas de improviso…

Nuestro Amor hizo cumbre en un orgasmo,

que traspuso el dintel del Paraíso….

 

 

 

 

 

Latest posts by julio de guernica (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada