Orgasmo-ficción

Recorrido cada milímetro de sus cuerpos sudorosos con labios sedientos.

Tentada la suerte en decenas de posturas tan improbables como electrizantes.

Batidos todos los registros- incluso los meramente sospechados- en cuanto a vehemencia y reiteración, longevidad incluso.

Intercambiados litros de fluidos de muy variadas fuentes.

Rasgado el silencio de la ardiente noche estival por sus jadeos vueltos aullidos deleitosos.

Por fin se derrumban exhaustos. Y se despiden con premura, casi sin haber recuperado el aliento todavía.

Cierran sus respectivos dispositivos electrónicos, preguntándose si el otro es realmente quien ha dicho ser.

Si serán ciertos esos 20 centímetros, inabarcables en su perenne turgencia.

Lo mismo la abrumadora combinación 105-60-90, envuelta en nívea piel y diminutos encajes, coronada de frondosa cabellera pelirroja.

El sueño de apodera de ambos, apura él un último cigarrillo satisfecho.

Los separan 500 kilómetros, y muchos de los centímetros jurados.

Latest posts by Carlos Ortega Pardo (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada