La Lectora (Introducción)

~INTRODUCCIÓN

 

Edimburgo, 21 de febrero de 1879.

Aquella tarde de invierno era muy lluviosa. Podía sentir como mis huesos se helaban lentamente. Mi manos moradas de frío se aferraban a la estufa con desesperación mientras volvía a echar de nuevo un tronco para avivar el fuego. Creía que no era  tan estúpida como para alquilar un apartamento sin chimenea en Edimburgo en pleno invierno; pero nuevamente mi mente me traicionó y por sesenta y cinco libras pasaba más frío que estando en la calle. Tomando un libro de mi maleta me disponía a leer plácidamente “Mary: A Fiction” lo encontré francamente aburrido a las pocas horas. De repente una pequeña aunque escurridiza rata salió corriendo por delante de mí, tomé el susodicho libro y corrí tras ella para atizarla un buen golpe por el susto que me causó. Llegando hasta un agujero, esta se metió dentro y comenzó a subir hasta el techo donde el ruido cesó. Algo había arriba de aquel apartamento, y yo no me iba a quedar tranquila sin averiguarlo. Abrí la pequeña trampilla y todo estaba oscuro. Cogí la escalera montable del fondo de la habitación y la coloqué asegurándola de que no me caía; encendí una vela y la tomé en mi mano. Subí con cuidado hacia aquel desván o habitación superior. La rata había desaparecido, pero unas rendijas de luz se colaban por lo que parecía ser una ventana, me acerqué a ella, y tirando con mucha fuerza subí la persiana y dejé que la luz entrase. Asombrada pude observar que en aquel desván había dos estanterías completamente vacías, una silla y un bulto tapado por una tela blanca. Me acerqué curiosa a lo que tapaba el objeto y sin miramiento lo destapé. Era un pequeño baúl marrón y dorado que no parecía muy antiguo. Intenté abrirlo pero tenía una de las bisagras estaban oxidadas. Tomé una pequeña barra de hierro que había en la estantería y con todas mis fuerzas propiné un fuerte golpe al baúl que resonó en toda la sala pero consiguió romper la bisagra y pude abrir con cuidado el baúl. Allí había una pequeña paleta con pinturas secas, un precioso jarrón blanco y con flores azules, y… dentro de la caja había seis libros con cubiertas de colores llamativos. Tomé estos y la vela y bajé con cuidado la escalera sentándome en la cama para inspeccionarlos a fondo después de dejarlo todo como estaba cuando llegué.

Más, en http://www.wattpad.com/story/12507022-la-lectora-sin-editar Gracias.

Rotine Drifango

~Realizo mis libros, en base a mis necesidades~
ELEFTHERIA

Intento de escritor. Músico. Blogguer. 17 años. Aún sigo esperando mi carta de Hogwarts y sé que no soy muggle. Soy un Ravenclaw. Runólogo 100%. Soy estudiante de 1º de Bachillerato, y me gustaría estudiar algo relacionado con la escritura o si ese no fuese el caso, psicología. Creo que no soy el único que cree en la magia.


Mi blog: http://www.mellamanro.blogspot.com
Mi otro blog: http://www.bookgalerie.blogspot.com

La particularidad de mi seudónimo se debe a mi nombre (Rodrigo) y un personaje de la novela Los Miserables (Fantine) y como resultado RotineDrifango.


Puedes seguirme en twitter, o demás redes sociales, acosarme o algunas de sus variantes.

Twitter: http://www.twitter.com/rodrigoabad97
Facebook: http://www.facebook.com/rodrigo.abadvargas
Wix: http://rodrigoabad97.wix.com/rotinedrifango

Latest posts by Rotine Drifango (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada