Mi Chica Vaporetta

A la Chica Vaporetta

le llegó la adolescencia.

Se miraba a los espejos,

sin poderse ver las tetas.

La Chica Vaporetta,

tan sólo con su presencia,

todo cristal empañaba,

sin permitirle siquiera,

adivinar su silueta,

y perdía la paciencia

mientras vapor emanaba.

¿Eran grandes? ¿Turgentes? ¿Colgantes? ¿Pequeñas?.

No saberlo la frustraba.

Se envolvió por completo,

hasta el morro,

en film de polietileno

para frenar el vaho de cada poro,

(que era más denso que el humo del porro de un moro hipertenso)

Pasaron pocos segundos

y echó respirar de menos.

Descartó el polietileno.

Probó mirarse al espejo desde más lejos (mucho más lejos)

para no empañarlo con el vapor de su cuerpo.

Y se vio la tetas muy chicas (muy pero que permuy chicas)

Esto le creó complejo.

Se acercó un poco más,

poniendo un ventilador a un lado,

el de babor,

para que el aire forzado

arrastrara el vapor,

evitando el condensado.

El vendaval del ventilador

tiró el espejo al suelo,

le alborotó los pelos

que como flagelos

latigaron sus ojos,

su grito llego al cielo

surcado por los cometas,

y no pudo ver su tetas

pues los tenía muy rojos.

Era la mala suerte

de la Chica Vaporetta.

No podía verse,

aunque sí pudiera verte.

Al fin de la adolescencia,

justo cuando fui a besarla,

entró en efervescencia,

sufrió una sublimación,

desató su quintaesencia,

y ya no pude atraparla.

Convertida en una nube,

sube que sube,

sube que sube,

al techo de la troposfera,

donde yo jamás estuve,

donde ahora vive ella.

A menudo quedamos.

Sobre todo en verano.

Yo me tumbo en la playa

panza arriba y ojos claros.

Ella se coloca encima,

a unos veinte mil pies grandes,

o treinta y cinco mil  medianos.

Si por suerte hay poco viento

ella se queda más tiempo,

y adopta posturas,

me sugiere gestos,

y modela tetas,

de diverso aspecto,

y peina sus pelos.

Ya no hay complejos.

Disfrutamos de su AMORfía.

Carece de formas

y las puede adoptar todas.

Y no como antes,

que tanto sufría.

Mi Chica Vaporetta.

Por ella soy capaz

de comprarme una avioneta,

para subir a besarla,

antes del día en que llueva o hiele,

y se sublime a la inversa,

y se convierta en escarcha,

y se confunda en la nieve,

y un esquiador, en sus esquis se la lleve,

o se disuelva en el mar,

donde no podré encontrarla.

 

7 Comentarios

  1. por VictoriaPermuy publicado el 18/06/2014  03:44 Responder

    JAJAJA, ¡pobre chica Vaporetta!, anda que no le dió la lata el dichoso espejo, en lugar de comprarte una avioneta mándale un spray para evitar que se le pegue el baho, menudos poros debe tener la "niña", me encantaron las distancias medidas por pies más difíciles de medir por ser en vertical...
    casi acaba suicidándose en papel film parecería una "cochinilla" antes de ir al horno.
    Según la leía me daba la impresión de estar moviendo la cabeza como si en un partido de tenis estuviese, pruébalo y verás como es verdad.
    Me ha parecido ver mi apellido... que no un lindo gatito, puede que lo de "per" sea por el italiano como su nombre... ¿es así?, como está unido pues por eso...
    Me gustó mucho, me he reído con la pobre chiquilla, menos mal que ya no le hace falta mirarse ya al espejo y "moldearse" a su gusto y,... al que le espera boca arriba en la playa sin gafas de sol si no son de su gusto no tendría ganas de comprarse una avioneta solamente por besarla...

  2. por VictoriaPermuy publicado el 18/06/2014  03:50 Responder

    Se me olvidaba me encantaron las explicaciones entre los paréntesis, sobre todo el humo denso del porro de un moro hipertenso... jajaja, tienes una imaginación "calenturienta", me hizo mucha gracia.

  3. por Wolframio publicado el 18/06/2014  23:53 Responder

    Si te ha parecido ver tu apellido... Lo has visto... No me comí un espacio. Lo puse queriendo y despacio.

  4. por VictoriaPermuy publicado el 26/06/2014  01:45 Responder

    Oye, ¿por qué mi apellido queriendo y despacio?... porque ¿es corto?, es no tengo nada que hacer ya que no puedo mandar quiero "palique", jajaja.
    La próxima me pondré un apellido largo... o invisible.

  5. por VictoriaPermuy publicado el 26/06/2014  12:38 Responder

    ...¡ me encantó !!!, sin palabras... ni una, jajaja.

  6. por Victoria Permuy publicado el 04/04/2015  01:01 Responder

    Como de otra forma no hay señales pruebo desde aquí para decirte que te echamos de menos... ¿tan ocupado te tienen?, jajaja, de vez en cuando me paseo por tus "recuerdos". Un abrazo.

  7. por VictoriaPermuy publicado el 27/02/2016  03:31 Responder

    Escríbeme...¡¡¡te necesito!!!. SOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSOSO!

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada