Incapaz

Llegará un momento en el que ya no importe la templanza, o la serenidad…  Serán ajenas. Extrañas.

Será improbable que puedas disimular la mirada y observar con detalle el movimiento, su forma propia de gesticular, la esencia que la hace diferente a los demás… incluso aventurarse a averiguar qué te hizo sentirte atraído por alguien así.  Todo eso tiene que ser más que un simple gesto incómodo.

 

Pasará a partir de entonces. Y no es fácil volver a sentirse desconfiada. Mayor distancia. Ninguna semenjanza; O lo que se suele decir… Nada que ver. Entre ella y yo.

 

Y aunque estemos sentadas en un mismo espacio. Esperando el amor en distintos tiempos… No habrá palabras válidas. Si las hubiera, nunca serán sinceras. Y el sentimiento es semejante a un grito ahogado en la angustia de no poder expresar nada más.

Incapaz. Para mostrar dolor… O templanza.  Incapaz. Para demostrar que se es fuerte.

Así. Sólo queda el tiempo para contar los segundos que transcurren entre tu y yo. O con nosotros. Hasta que me olvide de pensar. Hasta que pueda olvidarme de sentir.

Ariana Gutierrez de la Torre

https://www.facebook.com/Relatosreflexionesymariposas

Latest posts by Ariana Gutierrez de la Torre (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada