MI QUITAPENAS

Mis penas desaparecen

si te encuentras a mi lado.

No existen ya los problemas

ni lágrimas… ni pesares.

 

Sólo contigo percibo paz,

esa serenidad mágica…

sólo en mi alma tú existes

y en mi corazón te instalas.

 

Prohibiéndo mi desconfianza

darme el valor que me falta,

de ser cobarde, indecisa,

hacer de mí un estandarte.

 

Que mi ánimo levantes,

en “quitamiedos” disfraces

dar huída a mis fantasmas,

devolvérmelos en hadas.

 

En valiente me conviertes

empujándome a  delante,

no dejas que retroceda,

a “ésa”, mi vida de antes.

 

En camino nuevo y sendas

haces en los que me mueva

de mi mano vas tirando…

para que te coja el  paso.

 

No me dejas ni un momento

quieres que siga a tu marcha

no dejas que yo descanse…

tienes miedo a que me pare.

 

Necesito de tu brazo…

que aprietes el mío con fuerza

que me lleves tan aprisa…

como tus piernas te llevan.

 

Sólo contigo segura, firme,

me sentiré a cada instante

sigue arrastrando mi cuerpo

como a tu sombra llevarme.

 

Tira de mí cuánto puedas

oblígame a seguir tus pasos

juntos llegar a la meta …

que aún incierta, deseamos.

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada