Epifanía Instantánea.

Veinte años mirando hacia arriba…

Hoy, he mirado y en un segundo he visto más.

He visto el firmamento.

Algo a lo que siempre había estado ciego.

Y ha sido sin pretenderlo.

Como llegan las cosas importantes.

Las lágrimas afloraron a mis ojos.

Sin pretenderlo. Sin invocarlo. Lloraba años.

Lloraba ceguera invisible y dañina a lo obvio.

Ese era el regalo del firmamento.

Las apagadas estrellas se han tornado.

Lejanos diamantes.

Veinte años de prisa han finalizado.

En unos instantes.

Y han pendido como flores divinas.

En estados de múltiples máscaras.

Belleza eterna.

Imperecedera.

Antes, luces anodinas.

Ahora vista verdadera.

Animal Banir

Poeta, Psiconauta y Caminante Contemplativo. Enamorado de la vida y con pasión por la poesía y una buena tertulia. Mucho gusto en conoceros.

Latest posts by Animal Banir (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada