Humildad orgullosa

En tu caso… el referido a ti… ser humilde te destrozará. Porque… al dejar pasar la luz seguramente te cegará… te hará daño.

Mientras esté aquí dentro… en mi coraza… por muy incomprensible o fuera de lugar que pueda resultar… me hará sentir viva.

Y… aunque no llegue a experimentar lo que entiendes por felicidad… estaré tranquila. Estaré libre para dar cientos de vueltas por un mundo que siempre me pareció hostil… vacío… cansado de valorarte o perdonarte errores… hasta el más mínimo.

En cambio, tu orgullo clavará en lo más profundo… levantará ampollas. Se volverá en tu contra. Y esa oscuridad que te protege, a la que estás aferrada… impedirá que puedas guiarte más allá de lo que conoces… más allá de tus muros. Un caparazón invisible, inviolable y molesto para quienes juzgan que no es apropiado… que debes cambiar tu actitud porque si brillas… si intentar quererte… o dar a conocer esa oscuridad que todos esconden… estarás condenada al fracaso en sus particulares escalas de valores.

Y… en ocasiones esos juicios… esas palabras dirigidas con acierto o sin él… hacia ti… marcarán a fuego tu derrota y te harán sucumbir bajo la idea de que lo mejor… lo razonable… es buscar una veracidad infinita en miradas de poder.

Hoy, que sientes tu debilidad… incapaz de actuar… inmóvil… y con total ausencia de serenidad… acabas comprendiendo que la parte humilde de tu corazón… sangra de nuevo, porque… no cicatrizarán sus heridas hasta que no encuentres el motivo… en el momento exacto para que tu corazón descanse de batallas sin fondo, sin resultados… sin avances ni victorias.

Ariana Gutierrez de la Torre

https://www.facebook.com/Relatosreflexionesymariposas

Latest posts by Ariana Gutierrez de la Torre (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada