Y…¿TODAVÍA TENGO QUÉ SORPRENDERME?

Pues sí…¡todavía me sorprendes!,

cada día, cada hora y sus segundos,

todos distintos y a la vez iguales…

con la misma sorpresa y contenido.

 

Eres la caja de música, que al abrirla

cambia de melodía para más gustarte

mucho más que la anterior y menos,

de la que sonará a la otra vez abrirla.

 

Tus reaciones a mis caprichos ¡YA!..

en un momento en realidad los haces,

tampoco son caprichos sino ilusiones,

sueños que TU… siempre despiertas.

 

Cuentos con todos los finales felices,

aunque cien lobos y dragones hayan,

con brujas y manzanas envenenadas,

ahí estará mi príncipe para salvarme.

 

Para llenarme de alegrías y regalos,

complacerme en todo lo que le pida,

poner en mi mano el anillo de pedida,

y grabando su nombre… junto al mío.

 

El que llevaré conmigo eternamente,

como en mi cuello llevo aquel primero,

el que tú me abrochaste con ternura,

el día en que desnuda me encontraste.

 

La ilusión que tenía ya la has cumplido,

todas mis fantasías has vivido conmigo,

ni en una sóla de ellas me abandonaste,

me has hecho disfrutar como una reina.

 

Me gusta que me adornes como muñeca,

que me pintes mi cuerpo de mil colores,

que me beses con besos de mil sabores,

que me quieras cariño, ¡como te quiero!.

 

Que tus versos los hagas en mí pensando,

que te salgan del alma… ¡puros y bellos!

que me digas verdades en todos ellos…

no me engañes mi vida… no lo merezco.

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada