QUIERO QUE TE DES CUENTA…

Y, ¿te das cuenta mi vida?…

de ¿cómo y cuánto te quiero?

¡ quiero lo sepas cariño!…

¡que cómo a tí a nadie quiero.

 

Y… se me hace cuesta arriba

no el quererte, sino… ¡ésto!:

el “tenerte” y,… “no tenerte”,

el verte y de pronto no verte.

 

Se me hace tan difícil, tanto,

de comprender, de entender,

que… ésto será para siempre,

más aún tener que aceptarlo

 

¿Sacaré las fuerzas necesarias

para poder aguantarlo?…

pensar ¡no me queda otra!

ésto… o ¡te vas al carajo!.

 

Y,si ir al “tuyo” fuera…

pero no… éso es otra cosa,

sólo una expresión maldita

es… ¡cómo si a la m… voy!.

 

Sígue dándone mimitos…

sígue queriéndome un poco,

sólo así podré seguir…

así… podré confiar en mi.

 

Amor mío, yo te adoro,

quiero morir a tu lado,

después de vivir contigo,

luego de habernos amado.

 

Aunque sean pocos años,

aunque meses solo sean,

sólo… unos días u horas…

ó, unos minutos siquiera.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada