TODAVIA NO LO SÉ.

No lo sé ni tampoco me lo explico

de dónde y cómo saco fuerzas

si para mí está todo vacío.

 

Sólamente unos minutos te tengo al día

y me saben a tan poco…

después de haberlos tenido…

 

Que se convierten en nada

una vez que tú te has ído

y nada ya puede llenarlos.

 

Y así un día tras otro…

sin saber seguro el siguiente

si tendré o no tendré esa suerte.

 

La suerte de tenerte un rato

entre mis brazos cerrados

por miedo a que te me escapes-

 

Y… siempre acabas haciéndolo

abriéndolos… te me escapas

y me los dejas abiertos, vacíos de tí.

 

Y sigo echándo de menos

que puedas quedar conmigo

que ese adios jamás se oyera.

 

Y, que te quedes conmigo

para nunca más irte

que mis brazos de tí queden atrapados.

 

Y que ya no vuelva a abrirlos

porque dentro tú te halles

por querer estar conmigo.

 

Que mis lágrimas se sequen

porque tú las has secado

que no broten más de mis ojos.

 

Que sólo sean sonrisas

lo que traigas cada día

como un ramo de rosas que jamás he recibido.

 

Y te quedes ya a mi lado

que no te vea tu espalda…

que vengas siempre de frente

 

¡ para quedarte en mi casa!

 

Ya, todo esto es muy bonito

deja que yo sueñe un rato

mientras tú ya… te hayas ído.

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada