NOS “SABEMOS” DE MEMORIA.

Y ¡cuánto! nos conocemos

cómo nos compenetramos

si antes de que hable uno

sabemos lo que pensamos.

 

¿El cómo puede pasar esto?

¿y el sentido que ésto tiene?

¿no es un milagro mi vida?…

 

Ya secretos no nos quedan

bueno, es que tampoco los hubo

desde un principio mi cielo

nos mostramos transparencia.

 

Tanto, que nos hemos traspasado

pasamos del uno al otro

a través de nuestras almas.

 

Somos dos en uno sólo…

dependientes del contrario,

no podría prescindir de tí cariño

¿podrías tú de mí hacerlo?…

 

¡Ojalá pienses lo mismo!

que tú tampoco pudieras

¡para seguir siempre juntos!.

 

 

 

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada