Carta a la soledad

Como aliada de muchas personas en el mundo, debo decirte que has sido buena compañera. Cualquiera, como yo, te daría gracias por haber acudido en esos momentos en los que tanta falta hacía un respiro, un tiempo para reflexionar o para empezar de nuevo… Sin ti sería imposible que el día a día fuera más llevadero.

Por tanto como sabes de la vida, sabrás también que no está llena de situaciones infinitas. Sabes que nunca he querido hacerte daño; y menos ahora. Así que, por favor, no quiero que por estas palabras te sientas desdichada. No pienso abandonarte. Sólo te digo que es hora de que tú y yo dejemos de ser inseparables. Deseo con todo mi corazón que no abandones esa paz y ese sosiego que te hacen ser única.

Seguro que, en algún lugar, debe haber alguien que necesite ahora tu consuelo. Pero, antes de que partas, ten en cuenta que sin ti no habría entrado en el camino del amor.

Ursula M. A.

Me gusta crear historias (ya sean microrrelatos o narraciones más extensas) y que la gente disfrute leyéndolas. Mi género favorito es la fantasía, pero no rechazo adentrarme en cualquier otro que no sea complicado a mi parecer.

Latest posts by Ursula M. A. (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada