UN VIAJE A UN MUNDO DISTINTO.

Y a la grupa de un caballo

y agarrada a tu cintura

me llevas al fín del mundo

sin el billete de vuelta.

 

Un caballo pura sangre

y puro, su color blanco

con unas alas brillantes

como “bañado” de plata.

 

Me cuentas cual va a ser nuestro futuro

nuestro hogar, me lo describes

has diseñado una casa

que me imagino “divina”.

 

Que tiene un jardín precioso

con flores por todas partes

con árboles que dan frutos

de muy distintos sabores.

 

Donde nuestros hijos crezcan

en los columpios jugando

con cabaña de madera

colgada de un alto sauce.

 

Donde nuestros perros corran

y beban en el estanque

y que se comerán las frutas

que caen de todos los árboles.

 

Y tumbados en hamacas

veamos que pasa el cielo

entre los ojos dichosos

del que ve cumplir sus sueños.

 

Un mundo maravilloso

en el que no existan penas

y que ningún ser humano

padezca ya de tristeza.

 

Escapar de tanta guerra

de injusticias sobrehumanas

y convocar elecciones

para elegir a un dios bueno.

 

Sólo comer de la huerta

que todos los animales

adornen los verdes prados

con un cartel de “intocables”.

 

Nos alimente su leche

y de las aves sus huevos

para hacer un gran bizcocho

mojado en café con leche.

 

Y que no haya enfermedades

y que no exista la muerte

que esa palabra maldita

no “venga” en un diccionario.

 

Un mundo feliz mi vida,

al que tú quieres llevarme

al que quiero acompañarte

y de tí no separarme.

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada