Adaptándose a los nuevos tiempos (*)

 

Viendo a su hijo dormido con la tablet a su lado, recordó aquellos tiempos en los que era él quien se dormía después de que su madre le contase una y otra vez uno de esos cuentos que tanto le gustaban y cuando, medio dormido ya, lo arropaba hasta el cuello, dándole un último beso, mirándole con esa ternura que sólo una madre puede ofrecer.

Pensaba, con tristeza, en que ya no habría cuentos, tirados por la cama,  que se recogiesen por la mañana, para colocarlos en la librería y en que su hijo no vería otro papel en casa que no fuese un rollo de papel higiénico. Creía sin embargo que no todo estaba perdido pues ya se empezaban a hacer rollos con estampaciones y letras y que, quizás algún día, los cuentos infantiles se escribiesen en ellos y los vendiesen en las jugueterías.

(*) Relato inspirado en un comentario de Victoria Permuy al mío anterior “Los últimos  lectores”.

Prior

Master universitario en PRL. Aficiones: Internet, política, práctica de deportes, micología.

Latest posts by Prior (see all)

3 Comentarios

  1. por VictoriaPermuy publicado el 04/03/2015  01:13 Responder

    ¡¡¡GENIAL!!! (menos que hayas puesto la coletilla, se te hubiera ocurrido a tí y muchísimo mejor, pero que requetemuchísimo mejor), ha quedado muy bien. Gracias Prior por la "propaganda", a tí... no te hacen falta "anuncios", tú escritura ya lo es y muy valiosa. Un saludo Victoria.

  2. por VictoriaPermuy publicado el 04/03/2015  01:17 Responder

    Me olvidaba decirte que cuando acabé de leerlo y vi la "coletilla" confieso que me puse colorada y, como dicen ahora "me dió corte", pero me sorprendió gratamente y dije AHHHHHHH!!!, ¿pero este que ha hecho?, jajaja (también te confieso que me hizo ilusión, pero eso no se lo digas a nadie que si no me van a llamar creída), de veras que me salió una sonrisa largaaaaaaaaaaaa, muy largaaaaaaaa.
    Gracias de corazón de verdad. Otro saludito.

    • por Prior publicado el 09/03/2015  00:38 Responder

      ¡Hola, Victoria! Claro que tenía que poner que me había inspirado en tu excelente comentario; no hacerlo así, hubiese sido un fraude, por mi parte. Y me alegra que, una persona que está en el top ten de los autores de "Sopa de relatos", me haya dado ánimos para continuar en este humilde camino emprendido por mí, entre tan excelentes autores.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada