…LOS DIAS DISTINTOS

Sólo tú haces de mis días diferentes

dispares, alegres y alocados…

tan distintos a los que habitualmente vivo

que tardo en darme cuenta que eso es cierto.

 

Porque en una nube floto bastante rato,

hasta que ya me sereno y vuelvo al mundo

aunque de pronto “escapo” para pensarte

porque el que vivo no me apetece ni un carajo.

 

Y es que contigo estoy soñando todo el día

y seguramente por la noche siga haciéndolo

pero de esos por desgracia ni me acuerdo

y me recreo en los otros… “los verdaderos”.

 

De los que “como, bebo y saboreo”

con una gula que se pasa de pecado

y que repito sin saciarme plato a plato

utilizando mis dedos sin cubiertos.

 

Como las “comilonas” que hacían los romanos

como Obelix deborando un cerdo asado (cabreo al cerdo y se convierte en salvaje, no rimaba jabalí)

como Popeye abriendo latas de espinacas

como una loba babeando al ver su presa.

 

Te disfruto hasta el momento de dormirme

y con la mismísima sonrisa me levanto…

y nada más abrir los ojos ya comienzo

a “soñar” en lo que “hoy” pueda pasarnos.

 

Mis días cambias por otros que son feos

de ilusión y de alegría me los colmas

son tantas las satisfaciones que me creas

que eres mi “mago” y yo… soy tu sombrero.

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada