APENADA

En mi interior tengo tristeza

y que en mi cara se refleja…

por no poder disimularla…

ni ser capaz de despistarla.

 

Y se me nota a todas legüas…

en mi semblante queda impresa

disimular…  no me es posible

lo mismo que si estoy contenta.

 

Hoy ha sido un día distinto…

porque te eché mucho de menos

de una manera diferente…

de la que nunca había sentido.

 

Mi pensamiento fué de “miedo”

de muchas dudas y sospechas

a las que no tengo derecho…

y sin embargo me invadieron.

 

Y me sentí muy marginada…

y protestar…no puedo a ello

si así lo estoy, yo lo he buscado

y en otro puesto… designada.

 

Y resignada, sin remedio…

he de aceptarlo como sea

a reproche alguno yo no puedo

las reglas son y hay que acatarlas.

 

Hay leyes que hay que respetarlas

sino… “te meten en la cárcel”

y si, a entre rejas te condenan

¡¡¡tu vida ya no vale nada!!!.

 

No queda otra que, ¡aguantarte!

así lo tomas o … lo dejas

escojas una u otra forma…

encajarás las consecuencias.

 

Habrá algún día, “que no sea”

que nunca “he sido, ni seré”

será ese día cuando piense

¡en que JAMÁS EXISTIRÉ!…

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada