¿POR QUÉ…?

¿Por qué he de estar triste si a ti te tengo?

¿por qué éstos arrebatos de tanta tristeza?

De repente me decaigo y no puedo levantarme

y es de pensar en tí como de este modo me encuentro.

 

Si tú eres el que me levanta el ánimo…

¿por qué me siento así entonces?…

Me hundo en un mar de lágrimas

y en ellas me encuentro ahogada.

 

Y no me doy respiro a mí misma…

y cuanto más pienso peor me encuentro

y me meto en la tristeza más profunda…

sin encontrar para escaparme ni una puerta.

 

Y ya sé que tú te enfadas cuando lloro

y me regañas porque así no quieres verme

pero a veces, aún resistiéndome cien veces

lloro más que resistiéndome el no hacerlo.

 

Y me entra una congoja interminable

y los brazos dejo muertos a los lados

sólo falta arrodillarme penitente…

y decir que pase pronto de mí el cáliz.

 

Y noto más y más tanta impotencia

y me insulto de cobarde y de llorona

y quiero sentir vergüenza de este acto

por no ser lo suficiente de valiente.

 

Quizás, es que esté pasando mal momento

y que, todo absolutamente está en mi contra

y que influya esta tragedia que me envuelve

en no ver ni por asomo… un color rosa.

 

Y… es que todo se oscurece y se ve negro

y ni siquiera  una cerilla se me encienda

la luz de un faro aunque lejos divisase…

me haría falta para tener una esperanza.

 

Puede ser que hoy tú también estabas triste

hay motivos que a nosotros nos atañen…

cuando no son unas cosas, otras se hacen

y pagamos esos platos que otros rompen.

 

Mañana espero que esto se nos pase…

que el sol aunque no luzca, imaginemos

que ya de madrugada nuestras almas…

se templen y den paso a un día nuevo.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada