Malentendido en el hotel

El viajero está echado, boca arriba, sobre una chaise-longue forrada de cretona. Su equipaje estaba en el suelo, junto al asiento. El hombre, de edad madura, parecía más agotado que de costumbre. Parecía no poder con su alma, a pesar de vestir ropa ligera y de color claro.
Entre el personal del hotel, corrió como la pólvora el rumor de que podría haber muerto. El director ordenó que se atendiera a aquella de inmediato, antes de que se produjera un alboroto. Cuando uno de los huéspedes, médico de profesión, estaba tomándole el pulso, despertó sorprendiendo a todos.
— ¿Pero qué hace? —preguntó bastante confundido.
—Creímos que no se encontraba bien —respondió una empleada.
— ¡Yo sí estoy bien! Lo que pasa es que soy artista y estaba recordando un paisaje para pintarlo a la perfección. Cuando logro inspirarme, me siento aislado del mundo.

Ursula M. A.

Me gusta crear historias (ya sean microrrelatos o narraciones más extensas) y que la gente disfrute leyéndolas. Mi género favorito es la fantasía, pero no rechazo adentrarme en cualquier otro que no sea complicado a mi parecer.

Latest posts by Ursula M. A. (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada