NO ERES UN VIEJECITO, SI ACASO… LOS DOS LO SOMOS.

De “viejecito” nada de nada cariño

si sólo son dos años de diferencia

¿qué quieres decir que yo soy vieja?

ni tú ni yo lo somos, somos dos críos.

 

Cuando sí lo seamos, nos demos cuenta

no podremos hacer las cosas que queramos

como jugar a la escoba y contar las cartas…

o como saltar a la comba… “con la pata coja”.

 

Pero sí podremos hacer otras cosas, o intentarlo

como  jugar  a “nuestros juegos habituales”…

aunque nos lleven horas algunas cosas, jajaja

llegaremos a buen puerto…aunque con retraso.

 

Habrá otros mil  juegos que nos inventemos…

como el contar uno al otro “nuestras arrugas”

y en la mitad de la cuenta distraer al contrario

para armarnos un lío y …empezar de nuevo.

 

Ponerme el pijama de los ratoncitos ó la mitad…

contar tú los de las pelotas y yo los de los quesos

y a mitad de la cuenta interrumpirnos de nuevo

para comenzar otra vez con la misma historia.

 

Pero bien con bastón, muletas o silla de ruedas

salir a “pasear” como hacemos todos los días…

cogiditos de la mano como tenemos costumbre

mirarnos a los ojos y seguir soñando despiertos.

 

Vivir igual en “esa vida” a lo que ahora hacemos

con las mismas ganas, las mismas ilusiones…

con igual cariño y amor que ahora nos tenemos

ser los viejecitos más animados del pueblo…

 

Sonreir todo el día desde la mañana a la noche

reirnos de todo lo que nos decimos y hacemos

acabar rendidos todos los días de lo “vivido”,

y terminar cada noche como hasta ahora…

 

¡¡¡ ABRAZADITOS !!!

 

Con todo mi amor “tu viejecita”

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada