Luz sobre sombra

Fue a una casa de empeños para afrontar los gastos. Algunos meses, la pensión de viudedad no bastaba para llegar a fin de mes. Sus cuatro hijos, lo más preciado de su vida, era todo lo que tenía. Y dispuesta a pasar hambre con tal de que comieran sus hijos, buscaba alguna manera de sacarles una sonrisa. Las criaturas tenían sueños; uno le dijo que quería ser médico; otro, cocinero… Los otros dos aún eran pequeños.
Pocos ánimos le quedaban en momentos como ese. Sin embargo, al regresar y ver los dibujos que sus hijos le dedicaron para el Día de la Madre, sintió que le quedaban fuerzas para continuar.

Ursula M. A.

Me gusta crear historias (ya sean microrrelatos o narraciones más extensas) y que la gente disfrute leyéndolas. Mi género favorito es la fantasía, pero no rechazo adentrarme en cualquier otro que no sea complicado a mi parecer.

Latest posts by Ursula M. A. (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada