¡YA ESTAS EN CASA!

¡Bienvenido seas mi vida!

ya has llegado a nuestra casa

te recibo entre algodones

y con alfombra de flores.

 

¡Qué feliz estoy mi vida!

ya te tengo entre mis brazos

para “mimarte” cariño…

para llenarte de halagos.

 

Para seguirte admirando

para escuchar tus historias

para que me cuentes todo

con “pelitos y señales”…

 

No se te olvide detalle

sabes que soy muy curiosa

quiero que me cuentes todo

que no te olvides de nada.

 

Dime “cómo” disfrutaste

lo bien que te lo pasaste

dime también vida mía

si de mí, un poquito te acordaste.

 

Yo te eché mucho de menos

impaciente anhelaba tu regreso

hoy, cuando te ví aparecer…

el aire ya no me entraba en el pecho.

 

El brillo volvió a mis ojos

y mi sonrisa encendió…

ya conmigo estás mi cielo

y yo contigo, aquí estoy…

 

Y te aprieto con mis brazos

con mis manos te acaricio

con mi boca te doy besos

y esta noche,(aumm…ejem)

 

Esta noche ¡ya hablaremos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada