MI MOTOR…

Eres el motor de mi vida…

lo eres y lo has sido siempre

mi turbina, mi hélice, mi batería

que siempre a punto mantienes.

 

Regado con gasolina ó diesel

y un “chorro” de buen aceite

con engranaje de lujo, de oro

y poleas como collares de perlas.

 

Con tornillos de platino…

con hilas de pura seda…

con sonido de un concierto

del mismísimo Bethoben.

 

Dueño de mágica llave

esa de plata y corales…

que girando suavemente

todos los días enciendes.

 

Y… le das vida a mi vida

que sin tu motor no es nadie

lo pones a cien por hora…

para no dejar de amarte.

 

Lo “ahogas en gasolina”

para que nunca se pare

y siempre brillo le sacas

manteniéndolo impecable.

 

No lo detengas jamás

ténlo funcionando siempre

cuídalo y mímalo cielo…

como tú sabes hacerlo.

 

A tí te lo debo todo…

a tí mi vida te debo…

a tí me doy para siempre

a tí he querido y te quiero.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada