RENCOR

Acostumbrada a enfrentar palabras, argumentos y demás armas contra frentes distintos e interminables.
Te sorprenderá… llegado el momento… de que, ya no puede existir más rencor.
Volver una y otra vez a un pasado reminiscente se vuelve a su vez innecesario y vacío.
Reprochar desde un mismo origen.
Retroceder hacia mentiras más o menos locuaces… que ya te provocaron cicatrices, que ahora, y en muchas más ocasiones, no deberían dañarte por sí mismas.
Sin embargo, el empeño en rasgar hasta encontrarlas… La constante persecución de hacerlas visibles… Sólo son habituales autocastigos. Daño infligido a tu Yo desconocida, a tu Yo oculta.
Vitales momentos de lucidez.
Calma y Equilibrio.
Te devolverán la esencia.
Y sólo de éste modo… El aroma del Mar, la calidez del Sol, cualquier perspectiva del Cielo… y cada paso que des, no será en vano.
Sujeta tu seguridad.
No permitas, bajo ningún concepto, que se vea deteriorada.
Ahora. No importa el lugar. No importa el tiempo. Ni la situación.
Eres tú.
Huele el Mar.
Siente el Sol.
Respira.
Recarga cada uno de tus sentidos.
Disfruta de haber olvidado los daños colaterales e incluso los directos de un rencor que no te pertenecerá más.

Ariana Gutierrez de la Torre

https://www.facebook.com/Relatosreflexionesymariposas

Latest posts by Ariana Gutierrez de la Torre (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada