Y AHORA… ¡TENGO MIEDO!

Y te acercas a mí despacio… lentamente

como si fuese la primera vez que me vieses

extendiendo tus brazos ciñiento mi talle al tuyo

y comienzo a temblar como aquella vez que me lo hiciste.

 

No puedo articular palabra alguna…

y aunque pudiera hacerlo no me oirías

mi voz se ha quedado tan adentro…

que no tengo fuerzas para sacarla afuera.

 

Sin mover un músculo, paralizada…

con mirada de miedo, muy asustada

mi corazón palpita tan aprisa…

que parece se sale de mi cuerpo.

 

Tu mirada me inquieta, me estremece

mi respiración comienza a notar desasosiego

lo que hasta hoy era para mí desconocido…

y que hasta este momento en mi vida había sentido.

 

No me llega el aire, siento que me ahogo

dices : ¿qué te pasa… es que tienes miedo?

y muda me quedo, sin poder responderte

solamente cojo tu mano… y te la aprieto.

 

Con ese gesto espero me comprendas

me abraces fuertemente y me protejas

dulcemente susurres mi cara acariciando

solamente mi nombre seguido de un te quiero.

 

Entiéndeme mi vida, ya hace tanto tiempo…

que no sé si es mi vergüenza o algo que te tengo

ni sé cómo he llegado a este comportamiento

con lo que he deseado y deseo este momento.

 

Y ahora que nos tocamos y podemos vernos

me vuelvo una cobarde, ¡quiero salir corriendo!

sin mirar para atrás,  ni a tí, ni a mi pasado…

escapaar, esconderme de ese futuro tan incierto.

 

Sin saber si puede serlo… si es…o existirá…

si solo ese futuro pudiera ser un rato y nada más

si, a partir de ese momento habrá continuidad…

o que ya todo se acabe… ¿ilusión o realidad?.

 

Algo que desconozco, como desconozco lo de hoy

un humo que se esfuma sin coger ni dirección

un sueño que se trunca, teniéndolo en las manos

un algo que sí ha sido o… al menos lo pensamos.

 

No me mires mi niño… retira tu mirada

no vuelvas a mirarme si no me ves segura

no quiero que me digas que sólo fuí de un día

sólo ven a buscarme, si tú… te ves SEGURO.

 

No quiero retorcerme con mi arrepentimiento

ni quiero que te quedes como que algo mal has hecho

si tú y yo “LO QUEREMOS” debemos afrontarlo…

“seguros” que algún día “no quepa” el separarnos.

 

 

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada