PREGUNTAS…

Tantas y tantas preguntas

bombardeando mi cabeza

no dan tregua ni descanso

tampoco tienen respuesta.

 

Y me sigo preguntando…

y a tí… no me atrevo a hacerlo

y siempre me quedo en blanco

será porque…  ¿tengo miedo?.

 

Quizás a la verdad me niegue

lo mismo… no me interesan

puede que algunas respuestas

no me convenga saberlas…

 

Aún así, no quiero irme sin ellas

algún día, quizás…tú me las digas

sin apenas, insinuarme por ellas

saldrán, sin preguntarte siquiera.

 

Pueda que, en una noche cualquiera

hablando, relajada en tu regazo…

en el sofá, que sigue sin ser de Ikea

todas puedan tener tus respuestas.

 

Tú ya intuyes cuales y cada una de ellas

y, una tras otra me las irás explicando

y yo, callada e inerte como en mi tumba

te escucharé, atenta a lo que me cuentes.

 

Quizás, en algún momento llore

lo mismo en otros… me alegro

quizás no quiera oir lo que oiga

puede… siga no querer saberlo.

 

Seguro, todo lo que digas duela

no sabrás ni podrás consolarme

las verdades suelen ser crueles

más, cuando estás amando tanto.

 

Cuando te estoy leyendo… sufro

y…si por el contrario no lo hago

mayor puede ser mi sufrimiento

¿cómo puedo hacer?…¿qué hago?.

 

No… no digas nada amor mío

creo, que ya no quiero saberlo

venga, comencemos desde cero

y nuestro pasado, lo olvidemos.

Latest posts by Victoria Permuy (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada