¡LO QUE HUBIERA DADO…!

Por conocer tu primera sonrisa

tu primer desperezar, tu bostezo

tus primeros sonidos, tu lloriqueo

tus primeros pises y “CACOLAS”.

 

Tu primer abrir de ojos, tu mirada

verlos en busca de una nueva vida

tu reacción con el primer sonido

tus manitas apretando las mías.

 

Haberte visto mamando de tu mami

cuan “goloso” su pezón supcionando

con la cara agradecida y sonriente…

como hoy… con  una tarta enfrente.

 

Echar tu primer “aire” satisfecho

manchando tu primer babero…

con la “sobra” de tu almuerzo…

y quedar dormido como un ángel.

 

Ver esa cara de cielo que imagino (y… que aún tienes)

acariciar con ternura tu piel suave

con suma dulzura y en cámara lenta

y con mis dedos el reverso utilizando.

 

A 27 grados bañarte en un lavabo

y con un gel de rosas, enjabonarte

utilizando mis manos como esponja

jugándo entre tus “lorzas” y tu pelo.

 

Secándote con una toalla blanca

la más pulcra y pura que exista…

más suave que la seda de la india

sumándote el aliento de mis besos.

 

Y… de seguro que ahora te diría

que sigues sonriendo como antes

que eres mi dulcito, mi tesoro…

como imagino… ¡lo fuiste antes!.

 

Me gustaría conocer toda tu vida

y no haber perdido ni un momento

lo que yo amor mío hubiese dado…

¡por haberte tenido desde siempre!

 

 

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada