TODOS LOS MOMENTOS…(QUE NO PASÉ JUNTO A TÍ)

Hay días… que cambiaría por los trescientos sesenta y cuatro del resto del año. Hay días, que valdría y merecería la pena cambiarlos incluso por más, si los hubiese. Hay, los hay, que no se cambiarían por ningún otro… por muy importante que fuese. Hay días… que no tienen precio, impagables con dinero, sólamente las sonrisas inocentes serían los billetes que valiese la pena…el único dinero que existiese, la única etiqueta con sus instrucciones y su mejor “marca”.

Esos días nunca se estropearían, serían… eternos, inacabables, en la mente y en el corazón. Días inolvidables, días que no tendrían repetición, siendo incluso en el mismo sitio, mismo lugar, todos y cada uno de ellos serían diferentes pero igual de bonitos, igual de emocionantes, ni más ni menos, todos serían de la misma manera… aún,  siendo distintos.

No habría uno igual que otro, pero sí muy parecidos,  con la misma ilusión, con la misma sorpresa… un año tras otro.

Momentos que me pierdo y… he perdido. Momentos que quizás no pueda conocerlos, pero sí, seguro imaginarlos, eso… no me lo quita nadie, nadie en absoluto puede evitarme ese deseo, ese cuento de hadas creado en mi cerebro, en mi imaginación…¿calenturienta?.

Esos días mi vida ¡EXISTEN!, mientras mi amor exista por tí… mientras tú me quieras, los vivo de la misma manera año tras año, con las mismas ganas y el mismo nerviosismo de imaginarte…tal y cómo eres, tal y… como quiero que seas, porque así me gustas, así disfruto de tí… cada momento tuyo es mío, y los míos, son eternamente tuyos, ni uno sólo escapan de tu mano, voy a ella como el pájaro que busca la miga de pan en la tuya.

Puedes con orgullo decir : que yo como de tu mano. En ella busco alimento, cobijo y cariño, quiero que ella me acaricie y me abrigue cuando llegue el frío, que me consuele cuando me encuentre débil, que me haga las cosquillas que necesito cuando esté triste… que me haga sonreir… que haga de mis momentos, los más felices, si los tuyos también lo son.

Con eso me conformo, y… “ESO” mi vida, ya es “MUCHO”. TE QUIERO AMOR.

 

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada