mortandad sin vestigios

 

Una noche, a las 3 de la mañana me despertó un sonido extraño como un silbido. Tuve curiosidad pero a la vez temor, apenas me asome por la ventana y una sombra se presentó ante mí, tenía un cuerpo extraño con brazos demasiados largos se quedó inmóvil evaporándose en unos segundos. No les conté a nadie lo sucedido prefería averiguar antes de quedar como un enfermo ante mi familia y amigos. Decidí quedar despierto a la misma hora que apareció el forastero, y esta vez se presenció dentro de mi habitación, comenzó a llevar todo lo que había en esta. Como explicaría lo sucedido, traté de hablar con ese fenómeno pero me ignoraba por completo. Esa noche estuve trabajando, y al entrar en mi casa y dirigirme hacia mi dormitorio vi un vacío como si nunca existiera tal habitación. Esta vez decidí comentar a mi familia lo del aquel extraño visitante y lo sucedido. Ellos me ignoraron, descubrí que no eran los mismos, algo extraño había transformado sus rostros., permanecían inmóviles, mirando hacia la única ventana que quedaba de la casa, y con pasos bruscos, unos a unos se fueron por la ventana, aunque quise detenerlos no lo logre, tenían fuerzas inhumana. Miré hacia la ventana para ver si estaban afuera, pero solo vi una pared. Mi familia había desaparecido, ni siquiera me repuse de mi perplejidad cuando escuché ese silbido que me despertó en una habitación apenas iluminada y, al lado mío había otras personas que no conocía, estaban dormidas pero despiertas en mi realidad.

Latest posts by Alpiz (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada