Irresoluto

En la punta de los labios,
conservo -aún- el sobrante
de tus besos,
las madrugadas y los desvelos.

Vuelvo en el tiempo
como el niño a sus juegos.
Te encuentro distinto
lejano a todos mis deseos.

Conservas ese aspecto
de niño disperso, travieso,
a la espera de un mundo
casi disuelto.

La mañana se ilumina
junto con tu sonrisa,
se deshacen las agonías, y a mí
se me olvidan incluso las ironías.

Eres otro.
Somos otros.
Amantes breves,
prolongando un hasta luego…

Un quizás.
Una hora más.
Un beso frío.
Una imposibilidad.

Eglón Mendoza

2015

“Amantes Testarudos & Por Siempre un ¡Te Amor!”

Edgar Eglon

Así, con unas ganas de escribir es que me encuentro la mayor parte del tiempo. Pero la duda a veces es -¿cómo generar un espacio en el cual hacerlo? Bueno, mientras lo termino de cachar, continuo dejando palabras dispersas, otras -más o menos- acomodadas, y sin principio ni fin.

Me aventuro a compartir el gusto con otros pares. Ansiosos, contradictorios, exploradores. De aquellos que nos subimos a la duela a vivir un poco de ficción y nos enamoramos del vértigo, la palabra dicha, el pensamiento compartido y la convención escénica.

De esos que a veces nos vamos a confundir algún lugar recóndito.

- ¡Que sean muchos y suficientes! ¡Que los malos se vayan pronto de mi Tierra! - son cosas en las que pienso continuamente.

e. E.

Latest posts by Edgar Eglon (see all)

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada