TODOS LOS DIAS IGUAL

Y otro día igual que otro

igual que al que ayer fué

al que igual será mañana

y hace dos años también.

 

El mismo cuadro de horarios

la “sota, caballo y rey”…

sin apenas un recreo…

sin descanso y con estrés.

 

Y así… uno, dos días y tres

el cuarto, el quinto y el seis

al mes unos treinta días…

al año, más de trescientos tal vez.

 

Y todos son tan iguales…

tan idénticos y en serie

que es muy difícil cambiarlos

darles la vuelta al momento.

 

El tiempo pasa volando

ni apenas para pensarlo…

todo en mi memoria queda

él mismo, dirá hasta cuándo.

Deja un comentario

Tu dirección de email no será publicada